Cómo formar un Cenáculo Mensajero de la Paz   

Proclamación de la visión de los Mensajeros de la Paz:

La Comunidad Evangelizadora Mensajeros de la Paz, ha sido aprobada en el año 2011, como Asociación Privada de fieles, por quien fuese Cardenal de Buenos Aires Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, con el fin de:
Colmarnos diariamente de la sobreabundancia de la paz de Dios y de María para transmitirla a todos. Dejarse renovar permanentemente por el Espíritu Santo.

 - volver arriba -

Proclamación de la Misión:

Llevar la paz de Dios y de María, partiendo desde uno mismo, para poder desterrar la soledad y construir la comunidad, por medio de relaciones interpersonales sanas y sanadoras.

Presentar a Cristo Vivo, evangelizando con el carisma de la paz en todos los ámbitos parroquiales y en los diversos espacios de la sociedad.

Testimoniar la paz de Dios en el servicio que se realiza en las diversas tareas apostólicas, principalmente por medio de jornadas de formación, retiros espirituales, ejercicios espirituales Ignacianos y demás actividades pastorales.

 - volver arriba -

¿Como comenzar?

* Sintiendo el llamado de ser familias Mensajeras de la paz le pedimos al Señor que nos muestre los rostros de los laicos que él quiere convocar a participar de la Visión y de la Misión de los Mensajeros de la Paz.

* “Encontramos el modelo paradigmático de esta renovación comunitaria en las primitivas comunidades cristianas (cf. Hch 2, 42-47), que supieron ir buscando nuevas formas para evangelizar de acuerdo con las culturas y las circunstancias.” (Documento Aparecida 370)

* El objetivo es ir recorriendo de manera personal, o matrimonial y comunitaria, un camino creciente de paz interior, que se irradie hacía todos, en todo lugar.

 - volver arriba -

Desarrollo de las reuniones

* Una vez que el grupo queda constituido, en la medida de lo posible, los participantes se reúnen semanalmente.

* En cada encuentro, cada Mensajero, recibe el número de las páginas del libro correspondiente sobre la Paz Interior, que ha de leer, meditar y discernir, cada día de la semana.

* Deben hacerlos estando abiertos a la escucha de Dios y al proceso de sanación, conversión y crecimiento que Dios quiere realizar.

* Se puede pensar en la modalidad de que un matrimonio por vez se ocupe de guiar la reunión.

* El matrimonio que en la ocasión hace de monitor ha de velar para que todos compartan y que ninguno se extienda excesivamente, ni monopolice la reunión, de manera tal que todos puedan enriquecerse con las vivencias de todos y que la reunión no se extiende más de lo conveniente.

* A cada encuentro es conveniente llevar, además del libro que se está trabajando, la Biblia y algo para tomar nota, ya que Dios puede hablarnos por medio de las experiencias y luces de los hermanos.

* Durante ese tiempo se pude comenzar invocando al Espíritu Santo, pidiendo la intercesión de la Virgen María por medio del Santo Rosario u orando espontáneamente.

* Se puede tener preparado un altarcito.

* Después del tiempo de oración inicial, cada uno comparte brevemente lo leído, meditado y discernido en modo personal durante la semana del capitulo correspondiente de la Colección “Paz Interior” (editorial San Pablo)

* Serian así 10 módulos de formación personal y comunitaria.

* Al finalizar la reunión terminan orando los unos por los otros y poniéndose bajo la guía de María o también orando con nuestra oración.

* Los encuentros se puede ir rotando en las casas de quienes deseen, en un salón parroquial o en otro ámbito adecuado.

 - volver arriba -

Nuevas células:

* La expansión misionera ha de ser una respuesta concreta a lo que nos pide Dios y nuestros obispos por medio del documento de Aparecida como “Discípulos y Misioneros de Jesucristo”. Por lo que la estructura celular tiene como efecto de que en determinado momento cada matrimonio puede ir orando y discerniendo para formar otros grupos con nuevos laicos: jóvenes, matrimonios, etc. Y sin dejar el grupo madre, acompañar al nuevo grupo, célula o comunidad, en el proceso de iniciación.

* En sus hogares, en el caso de los matrimonios- toman tiempo para orar juntos y hacen diariamente la oración del Mensajero de la Paz, por medio de la cual oran los unos por los otros, incluyendo a las células de otros lugares.

* Así se va constituyendo una red de intercesión cada vez más poderosa que va desde Canadá hasta la Argentina, una campana de protección cada vez más fuerte; y de este modo nos vamos haciendo cada vez más receptivos a las bendiciones Divinas.

* Debemos poner los nuevos medios de comunicación social al servicio de la extensión del Reino de Dios. Por lo cual cada célula o comunidad ha de crear una carpeta con las direcciones de mails de los Mensajeros de su grupo para comunicarse mutuamente las noticias, pedir oración los unos por los otros, etc.

* No obstante el uso correcto y verdaderamente fructuoso del correo electrónico exige también un aprendizaje, en el cual entra el discernimiento y la guía del Espíritu Santo.

 - volver arriba -

Para poder crecer permanentemente como discípulos y misioneros de Jesús, se ha de tener presente:

* Que la reunión sea verdaderamente guiada por el Espíritu.

* Llegar puntualmente, con tiempo, con espíritu purificado, con la mente y el corazón abiertos.

* Se ha de trabajar permanentemente la Santa Indiferencia:
Para San Ignacio “indiferencia” es “disponibilidad”, o “abandono” –no en el sentido de pereza o dejadez, sino el abandono en manos de Dios-. Es decir, es un desapego de nuestro propio ‘querer’, para ‘querer lo que quiere Dios’. Indiferencia es la disponibilidad para conocer la voluntad de Dios y seguirla. Nadie “es” indiferente, sino que debemos “hacernos” indiferentes.

* También se ha de trabajar permanentemente la perfecta conformidad con la voluntad divina. Es uno de los principales medios de santificación. Escribe Santa Teresa: “Toda la pretensión de quien comienza oración (y no se olvide esto, que importa mucho) ha de ser trabajar y determinarse y disponerse, con cuantas diligencias pueda, a hacer su voluntad conforme con la de Dios..., y en esto consiste toda la mayor perfección que se puede alcanzar en el camino espiritual.”

 - volver arriba -

Citas Bíblicas que son eje de nuestra espiritualidad

Progresivamente, se desarrolla la vida plena:
“Yo he venido para que tengan vida y la tengan en plenitud”.
Juan 10, 10

Progresivamente, se van viendo las cosas con la mirada de Dios:
“No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto.”
Romanos 12, 2

Progresivamente, se va construyendo la paz en todos los ámbitos:
“Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios”. Mateo 5, 9

Progresivamente, la paz entra por medio de ellos a todos los hogares, comenzando por el propio: “Al entrar en la casa, deséenle la paz”. Mateo 10, 12

Progresivamente, se sale al encuentro del prójimo, de las comunidades y los pueblos que tienen necesidad de la paz del Señor, con medios siempre renovados: “En eso Jesús les salió al encuentro en el camino y les dijo: "Paz a ustedes." Mateo 28, 9

Progresivamente, irán siendo testigos de las maravillas que puede y que quiere obrar el Señor en ellos y por medio de ellos: “Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en ustedes angustia ni miedo”. Juan 14, 27

 - volver arriba -

Oración diaria de los Mensajeros de la Paz

PADRE, en el Nombre de tu Hijo JESÚS, hoy bendigo a mis hermanos Mensajeros de la Paz,  pidiéndote que en este día los colmes de todas las bendiciones y gracias que ellos puedan recibir.

JESÚS, los cubro con tu Preciosa Sangre y los sumerjo en el Infinito Amor de tu Sagrado Corazón, para que sean bañados e impregnados interiormente de tus pensamientos y sentimientos misericordiosos.

ESPIRITU SANTO, vos que los llamaste y elegiste del mundo para convertirlos, sanarlos, transformarlos, guiarlos hacia la santidad y enviarlos a los diversos ambientes a llevar el Mensaje de Paz del Evangelio; guíalos con tus santas inspiraciones y llénalos de tu sabiduría, discernimiento, piedad, buen humor y alegría.
Guíalos, para que busquen en todo la verdad y tu santa voluntad.

SANTISIMA TRINIDAD, te pido que a cada uno de ellos y a los miembros de sus familias, los cuides y sostengas, bendiciéndolos y protegiéndolos en el nivel espiritual, psicológico, emocional, físico, en las relaciones interpersonales, trabajo y economía familiar…

VIRGEN MARÍA, REINA DE LA PAZ, te los encomiendo porque son las niñas y los niños de tus ojos.  Dales un corazón dócil, humilde y obediente como el tuyo, para que así Dios pueda bendecirlos en todo;
Y cúbrelos Madre con tu manto, haciéndolos invisibles e inmunes a todo mal.

Les pido a los SANTOS ARCANGELES y a sus ÁNGELES CUSTODIOS que en todas las circunstancias de este día les alcancen los consuelos y alegrías de la Divina Misericordia. Que así sea.